Y tú, mar… También a ti me entrego.

Adivino lo que quieres decirme,
Desde la playa veo tus dedos que me invitan,
Y pienso que no quieres marcharte sin haberme besado.
 
(Walt  Whitman)

 

 

 
Y  vosotros gracias por estar aquí. 
Besos

Yolanda Hidalgo