31 Salón de Gourmets

31 Salón de Gourmets

Como todo en esta vida, en la variedad está el gusto y para gustos sabores.  En estos años nos hemos acostumbrados a ver la palabra “Gourmet” en muchos establecimientos y productos. ¿Qué significa esto realmente? Antes aparecía esporádicamente y causando admiración en selectos clubes gastronómicos o acompañando a las múltiples estrellas de determinados restaurantes. Ahora esta palabra se ha convertido en una presencia necesaria en todo lo que se precie de calidad, de selección e innovación.
 

 

Indagando sobre su misterioso pasado, decir “Gourmet” era hablar de cultura asociada a la buena comida y al buen beber. Sus orígenes son del francés “Gourmand”, que viene a significar (Amor refinado y sin control por la comida), a la que se le añadió “met”  (Plato de comida). Una perfecta asociación de palabras para designar a aquellos platos finos unidos a un estilo de vida de lujo. Y en estos ambientes no puede faltar como invitado, el vino. Pronto entró en las cocinas de ingredientes extraños, de mezclas exóticas, una cocida dirigida a los paladares más exigentes.
 
 
 
 
Un lugar en el que podemos encontrar variados ingredientes, desde los más sencillos y naturales a algunos más elaborados e innovadores, es sin duda el llamado “El Salón Gourmet “, situado  en Madrid. Una feria donde siempre se descubren productos nuevos, de “delicatesen” y, donde se mezclan trabajo, placer, amigos… etc. Este año ha estado representada por diez pabellones con 40.000 productos en 1600 expositores y unos 85.000 visitantes. Imagináos lo maratoniana de las jornadas, pues es imposible asistir a todas, aunque vayas con una agenda muy programada de visitas para no perderse lo mejor. En un salón así los minutos pasan volando probando y viendo cocina en directo. Aun así tuve el placer de catar y probar sabores muy interesantes, que os comento a continuación. 
 
 
 
Lo primero que hice fue visitar el pabellón, destinado a Extremadura. Estaba lleno de gente, degustando y conociendo esta zona que siempre nos asombra y admira. Estaban presentes todos sus mejores productos: quesos, jamón, frutos secos, pimentón, especias, aceite, vinos, bombones de higo y algunas cosas más. 
 
Enseguida caímos en la tentación de productos tan exquisitos y deliciosos como las almendras recubiertas de chocolate de Bioterra, que volaban de la mesa de lo ricas que estaban, los bombones de higo recubiertos de chocolate y otros productos la Higuera.  Acompañándolos el ese maravilloso olor a humo del pimiento de la Vera, que te arrastra sin evitarlo a otros aromas y sabores de nuestra tradición.
 
 
 
 
Después, algo fresco, suave y con mucha fruta. Y a pocos metros el maridaje perfecto, el nuevo Rosado Tiara. Con un color rosa frambuesa pálido muy bonito y una nariz de fruta de hueso como melocotón. No siendo totalmente seco al paladar. 
 
De aquí pasamos a los muchos stand de aceites de las diferentes zonas de Extremadura de arbequina, pical y mezclas que hacen que en su conjunto el aceite este equilibrado en picar y afrutado de hoja de tomatera, hoja de oliva, entre otros. Después de estar picando entre dulces y salados de bombones de higo a los quesos y el aceite; nos paramos en la zona de vinos para  degustar este divino manjar de dioses.
 
 
 
La siguiente bodega fue Toribio con una gran selección de vinos desde lo Mu, los viña puebla, pasando por pi, hasta llegar a Madre del agua y Essenzia, terminado con la presentación de su vermut.
 
 
 
Seguimos por el sur de Extremadura con la Bodega Carlos Plazacon sus vinos todo fruta y de buenos tiempo de barricas.  Empezamos con el blanco de macabeo 2016 con una explosión de fruta blanca a pera y flores de margaritas. Y los tintos como “Llave Roja 2016” y Carlos Plaza Selección 2014 elegancia y fruta a la vez.
 
 
Cerca se encontraba la Bodega Habla y por fin, se hizo mi sueño realidad: catar el rosado “Rita”. Muy bueno, con muchísima flores y notas herbáceas, elaborado con las variedades garnacha gris y syrah. También, espectaculares los número 14 syrah y 15 cabernet.
 
  
Seguimos por el norte de Extremadura en la zona de Cañamero catando una maravilla de Syrah 2014, de muy poco producción. Y para terminar la bodega Carabal. 
 
 
No sólo estaba Extremadura en el Salón de Gourmets. Toda la feria estaba llena de muchas actividades y campeonatos como de Abridores de Ostras, de Tapas para Gourmets, de sumiller. Hay que dejarse llevar y disfrutar de todas estas divinas tentaciones.
 
Y  vosotros gracias por estar aquí. 

Yolanda Hidalgo