No todos los vinos se sirven a la misma temperatura, en el caso de los espumosos, se disfrutan más fríos. Mejor así que a temperatura ambiente, pero tampoco demasiado fría ya que a menos de 5ºC, el vino te parecerá insípido además de ácido. En este vídeo verás algunos trucos.

 
 
Además, de cuidar estos detalles, recuerda siempre coger la copa por la base o el tallo, para evitar que las burbujas huyan de tu copa, con el calor de tu mano. Así, disfrutar de ellas con calma.

Gracias por estar al otro lado. 
Yolanda Hidalgo