Seleccionar página

Es mágico el momento que se respira cuando la venencia entra en escena con el vino de Jerez. Con pose elegante y torera, como un experto equilibrista, llena el catavino. Esa conexión se da entre la venencia, la persona y el catavino. Todo se convierte en un momento único y termina escuchándose el romper del vino en el catavino jerezano de forma alegre y viva.

Hoy os quiero enseñar y también animaros a que conozcáis la Venencia, una de los instrumentos más antiguos en el Marco de Jerez y de Montilla Moriles que da nombre a un oficio también, el venenciador. Existiendo de  hecho en Sanlúcar una versión más rudimentaria de venencia que ha dado lugar a la expresión típicamente sanluqueña de la “caña de vino”. Más detalles en el vídeo.

 

 

 

Gracias por estar al otros lado,

Yolanda Hidalgo